Sign in to follow this  
  • entry
    1
  • comments
    3
  • views
    119

About this blog

El presente blog aspira a ser una recopilación sobre las características de las máquinas herramienta convencionales que se encuentran de manera más frecuente en los talleres de maquinado. Se incluirán los pasos tecnológicos de maquinado típicos de esas máquinas y las herramientas de corte que se emplean para estos. Sentadas las bases necesarias, se abordará la selección de datos de corte para los pasos tecnológicos más representativos. Se dedicará también este blog a explicar la secuencia de torneado de piezas tipo eje. Se asomará a la cinemática de las máquinas herramienta y se la aplicará en el cálculo de guitarras de ruedas dentadas (engranajes) intercambiables. Para todos estos asuntos se parte prácticamente de cero, desde el mismo comienzo. El blog concluirá con un ejemplo de elaboración de una carta tecnológica para maquinado.

Entries in this blog

Sergio Padron

Tema I

 

La fabricación de piezas por maquinado

 

1.1 Introducción

Todo ingeniero debe tener una cultura general integral y, dentro de esta, como es lógico, una cultura de la profesión. Parte de la cultura del ingeniero mecánico consiste en conocer la historia de la ingeniería, y en el caso particular de este blog es importante comenzar por conocer muy brevemente la historia de las máquinas herramienta. Para ello se presentará  más adelante el anexo I, el cual trata sobre la Evolución de las máquinas herramienta [1].  

 

La revolución industrial surgida con la máquina de vapor no hubiera sido posible si no se hubiera construido primero una máquina herramienta capaz de fabricar las piezas fundamentales del invento que sintetizó James Watt: la máquina de vapor. Por cierto, para que Watt llegara a su invento tuvo que haber otros que le precedieron e hicieron sus propios descubrimientos previos en el mismo campo de la energía del vapor de agua a presión, de modo que, como casi siempre ocurre, Watt recopiló esos conocimientos, los organizó, sistematizó, les añadió algo más y construyó, ayudado por Wilkinson y su mandrinadora, la primera máquina de vapor.

 

Y antes de eso, y después de eso, siempre ha sido así. Sin máquinas herramienta no hay desarrollo posible. Las máquinas herramienta fabrican las piezas que se ven a diario sin que se les preste la debida atención: las del ómnibus que lleva a los pasajeros, las de la termoeléctrica o el grupo electrógeno que produce la electricidad, las del combinado lácteo que procesa la leche, las de los equipos que emplea el médico, las de los equipos que perforan para buscar o bombear petróleo desde las profundidades de la tierra, las del molino del central azucarero. Y como si todo esto fuera poco, las máquinas herramienta fabrican otras máquinas herramienta, se podría decir figuradamente que son las únicas máquinas que garantizan la continuidad de su especie.

 

Nota:

¿Por qué “máquinas herramienta” y no “máquinas herramientas”? En la lengua castellana los sustantivos formados por dos sustantivos forman el plural solo con el primero de ellos. Así, otros ejemplos pueden ser: profesores guía; palabras clave; fresas madre. No obstante, en ocasiones se puede considerar que el segundo de los dos sustantivos hace función de adjetivo, y entonces sería “máquinas herramientas”. En este blog se prefiere la primera variante.

Sign in to follow this